BIDASOA



EL VALLE DE BAZTAN-BIDASOA: TRES FRONTERAS, UN PAIS


El río Bidasoa tiene un recorrido de 69 km y una extensión de cuenca de unos 700 km2, de los cuales 671 pertenecen a Navarra. El resto, ya en su desembocadura en el Cantábrico en la bahía de Txingudi,  corresponden a los municipios de Irun y Hondarribia (Gipuzkoa), y Biriatu, Urruña y Hendaia (Lapurdi).

El río toma el nombre de Baztan en la confluencia de las regatas de Aranea e Iñarbegi, en Erratzu, y mantiene esta denominación hasta Doneztebe donde, tras recibir las aguas del río Ezkurra, adquiere su nombre definitivo, Bidasoa.

El valle del Bidasoa muestra la contradicción de las fronteras impuestas en Euskal Herria. Tras la firma del Tratado de los Pirineos en la Isla de los Faisanes (Irun) en 1659, el valle pasa de ser un lugar de encuentro natural de los habitantes de Navarra, Lapurdi y Gipuzkoa a ser la férrea frontera  entre los reinos de Francia y España. Tanta frontera impuesta ... tanto contrabando. Pero el río ha sido y es cada vez más el elemento de unión de sus habitantes, conformando un entorno humano y natural que Pio Baroja llamó “el Pais del Bidasoa”.